Lesiones por el uso del telefono movil

El 24 de febrero de 2009 se lanzaba por primera vez la aplicación Whatsapp, revolucionando el uso del móvil como lo conocíamos. Hace justo 10 años de sus inicios y actualmente es una herramienta indispensable para la gran mayoría de la población. El uso del móvil se ha convertido en un elemento básico para comunicarnos, y también como diversión.

A rasgos generales usamos los teléfonos “inteligentes” en numerosas tareas del día a día. Lo usamos para leer noticias, redes sociales, compartimos fotos, escribimos cientos de mensajes. Y últimamente, además, vemos vídeos, series e incluso películas en trayectos de tren o en tiempos de descanso.

A raíz de este cambio tan marcado del uso de las tecnologías en la última década se han publicado trabajos científicos en los que se analizan las consecuencias que tiene sobre nuestro cuerpo el uso que hacemos de los teléfonos móviles.

Hoy queremos analizar el siguiente estudio realizado por investigadores de la Universidad Guanajuato, en México.

En este estudio se analizaron los expedientes médicos de 124 pacientes de entre 15 y 40 años. El 75% de ellos entre 15 y 25 años de edad. Todos ellos sin antecedentes de lesiones, accidentes, migrañas, intervenciones de la ATM (Articulación Temporo-Mandibular) u otros aspectos que pudiesen ocasionar dolor cervical.

Los datos sobre el uso del móvil son preocupantes

El 50% de los jóvenes usa el teléfono para comunicarse mediante mensajes cada día 4 horas o más. Esto significa que dedicamos aproximadamente una sexta parte del día a usar aplicaciones como Whatsapp. Si tenemos en cuenta que dormimos 8 horas, podríamos decir que del tiempo que estamos despiertos, 1/4 del tiempo estamos enviando mensajes.

El uso medio del teléfono se encuentra entre 730 y 1460 horas al año

Solamente un 9,6% de la gente entre 15 y 40 años afirma usarlo no más de una hora cada día.Biomecánica por uso del móvil

Este dato es especialmente preocupante entre la población mas joven de entre 15 y 25 años. Por el contrario el grupo de 30 a 40 años parece que no dedica tanto tiempo al uso del móvil para escribir mensajes.

En cuanto las consecuencias halladas derivadas del uso del móvil se vio que:

El promedio de dolor cervical producido por el uso del móvil es de 6 meses o más. En ese tiempo se han visitado una media de 2 médicos para intentar solucionar el dolor.

El 11% de los pacientes analizados sufría perdida de la capacidad visual. Este dato incluso no era percibido como tal por el propio paciente.

Consecuencias biomecánicas por el uso del móvil

Analizamos las consecuencias más preocupantes derivadas de este estudio

Al tener la cabeza por delante de lo habitual esto hace que haya un desequilibrio y el peso del cráneo haga trabajar más intensamente a los músculos del cuello y hombros para evitar que la cabeza caiga adelante y llegue la barbilla al pecho, aumentando su carga interna hasta un 80% a 90%.

columna y uso del móvilLa postura de todo nuestro cuerpo se modifica: Inclinación de la cabeza, flexión de columna cervical e  incremento de la curvatura dorsal. Aumenta la lordosis lumbar, aparece antepulsión de hombros y basculación de la pelvis

Los músculos y ligamentos de la nuca se estiran en exceso. Esto produce un peligro considerable para sufrir lesiones de columna como pueden ser hernias o protusiones. Así mismo se produce también una debilidad de la musculatura abdominal. Este punto es clave para la prevención de lesiones a nivel de las lumbares como puede ser la hernia de disco entre L5 y S1.

Por otro lado se produce un acortamiento de los músculos flexores de cuello como puede ser el Esternocleidomastoideo. También se ven acortados los pectorales y músculos flexores de columna lumbar como es el Psoas Ilíaco. Por último debido a estos cambios los músculos Isquiotibiales y Gemelos sufren también una pérdida de elasticidad.

Todo ello conlleva a un exceso de actividad de los músculos traseros del cuello y de las manos. Especialmente los relacionados con el dedo pulgar.

Lo que la evolución había logrado en el genero Homo a lo largo de tres millones de años, se está revirtiendo en los últimos 50 a causa del uso del automóvil, televisión y telefonía celular inteligente. Aunados al sedentarismo y obesidad.

El móvil como fuente de estrés y ansiedad

Sumado a todo este sobreuso patológico del teléfono móvil hay que sumar el componente “adictivo” de estos dispositivos. El uso de del teléfono segrega dopamina a nuestro organismo. La dopamina es una sustancia relacionada con el placer, la recompensa y la satisfacción. Creando así un vicio importante que perjudica aún más la sobrecarga de los músculos como el Trapecio.

Por otro lado, en este artículo se analizó también los niveles de estrés producidos por situaciones tales como la mala conexión de datos. El retraso de la red en los usuarios de teléfonos inteligentes indica que cuando una página tarda 6 segundos en visualizarse aumenta un 33% los niveles de estrés. Este dato es equivalente a la ansiedad producida por un examen de matemáticas o ver una película de terror. Todo ello repercute en la irritabilidad, ansiedad e insomnio.

Respecto este dato, otro estudio similar realizado con 369 estudiantes, reportó que el 71% de los jóvenes sufría cervicalgia, un 54,5% irritabilidad, 50% ansiedad, 47,4% falta de concentración y 31,3% insomnio.

Como consecuencia final, en países como EEUU el sistema sanitario ya ha clasificado el término “Text Neck Syndrome” en su lista de patologías. La traducción adaptada de este concepto sería “Síndrome cervical por escribir con el móvil”.

¿CÓMO REMEDIARLO?

Lo primero en lo que tenemos que insistir es en dosificar el uso de los dispositivos móviles. Debemos reducir el número de horas que dedicamos a ello, especialmente entre los más jovenes.

mejorar el uso del móvilEn caso de seguir usando el teléfono móvil para escribir mensajes, hay que seguir unas pautas: Debemos mantener las cervicales erguidas durante su uso. También es muy aconsejable apoyar los codos en la mesa para mejorar la posición corporal con su uso. La Fisioterapia ha demostrado ser una herramienta eficaz para el tratamiento de dolores como los descritos en este artículo.

El estudio que hemos analizado fue publicado en 2017. Si tenemos en cuenta que Whatsapp se empezó a usar en 2009, esto significa que en menos de 10 años se han producido grandes cambios preocupantes en la población joven. Estos cambios pueden ser aún más preocupantes con el uso repetido durante años.

Nuevo ligamento descubierto en el tobillo

Nuevo ligamento descubierto en el tobillo

Un equipo de investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) ha descubierto una estructura anatómica que no había sido descrita hasta ahora. El llamado ligamento fibulotalocalcaneo lateral. Una de las peculiaridades de este descubrimiento es que demuestra que una de las porciones del ligamento lateral de tobillo no es exactamente como siempre se había creído.

Los ligamentos son unos tejidos situados en las articulaciones. Su función es darle estabilidad y protegerla de los movimientos que le puedan dañar.

De los cientos de ligamentos que hay en el cuerpo, la gran mayoría se encuentran rodeando la articulación. Se localizan en lo que se conoce como cápsula articular. Sólo unos pocos ligamentos del cuerpo se encuentran dentro de la propia articulación. Estas excepciones son el ligamento cruzado anterior de la rodilla, el ligamento redondo de la cadera y el puente miodural, en la base del cráneo. A esta lista ahora hay que sumar el nuevo ligamento descubierto.

Estos ligamentos localizados dentro de la articulación tienen unas características peculiares. Una de estas características es que cuando se rompen no son capaces de regenerarse por si mismos.

El descubrimiento que han logrado los investigadores de la UB da explicación a un hecho muy habitual: un gran porcentaje de los pacientes que sufren un esguince de tobillo sigue sintiendo dolor incluso años después. Ésto podría deberse a que al haberse roto este ligamento, no se puede regenerar por si solo. El no regenerarse, hace que años después siga habiendo inestabilidad en la articulación.

Tratamientos de Fisioterapia como la Punción Seca, la Inducción Miofascial o la Terapia Manual han demostrado ser muy útiles

 

Estos ligamentos localizados dentro de la articulación tienen unas características peculiares.

¿Qué es un «esguince mal curado»?

Éste es un concepto que habitualmente da lugar a confusión. Incluso puede haber diferencia de criterio entre los diferentes profesionales de la salud. Podríamos decir que la definición más aceptada sería: un esguince que no se ha recuperado correctamente meses después de que se produzca. También se puede hablar de esguince crónico. Ésto se da cuando la persona que lo ha sufrido, vuelve a lesionarse de nuevo al volver a practicar deporte una vez ya había vuelto a sentirse bien.

Para profundizar más en ello hay que entender que cuando se produce un esguince, muy frecuentemente no sólo se lesiona el ligamento en cuestión. La mayoría de los casos van asociados con otras lesiones adyacentes. El hueso astrágalo suele verse afectado en los esguince de ligamento lateral externo, aunque no se haya fracturado. También se suele producir una tendinitis en los músculos del pie, entre otras afecciones.

Además de tener en cuenta el nuevo hallazgo de la Universidad de Barcelona, para prevenir que un esguince pase a ser crónico, o mal curado, es importante que en la rehabilitación se tengan en cuenta estos puntos para favorecer un buen pronóstico.

Un gran porcentaje de los pacientes que sufren un esguince de tobillo sigue sintiendo dolor incluso años después

¿Cómo recuperarse de un esguince de tobillo?

Para recuperar correctamente este tipo de esguinces, la fisioterapia tiene un papel clave. La movilización del hueso astrágalo, el tratamiento de los puntos gatillo de los músculos peroneales o la inducción miofascial. Estas técnicas, entre otras, han demostrado ser muy efectivas para eliminar el dolor.

Uno de los problemas más habituales en los esguinces de tobillo son las recaídas. Para evitar que ésto suceda es imprescindible el tratamiento con ejercicios de equilibrio y propiocepción, para recuperar la correcta función de la articulación. De esta manera reducimos notablemente el riesgo a volver a sufrir la misma lesión.

Si has sufrido un esguince recientemente, o lo has sufrido en el pasado y sospechas que no quedó bien recuperado, lo mejor es consultar con tu fisioterapeuta de referencia y te asesorará.

Curso de Liberación Miofascial Instrumentada (LMI)

DIRIGIDO A:Fisioterapeutas y estudiantes de 4º
LUGAR:ALEUS CLÍNIC. C/ Aleus 1, 2-2 [Reus]
FECHAS:24 y 25 de noviembre [9:30 a 13:30 y 15:00 a 19:00h]
 15 y 16 de diciembre [9:30 a 13:30 y 15:00 a 19:00h]

La Liberación Miofascial Instrumentada (LMI) es una adaptación del método desarrollado en el siglo XX. por Kurt Ekman (discipulo de J. Cyriax). La LMI consiste en dar libertad de movimiento a estructuras propias del sistema miofascial mediante el uso de ganchos. Se realiza un abordaje manual e instrumental simultáneamente, con la finalidad de tratar adherencias y disfunciones fasciales causantes de dolor, pérdida de movilidad local o global, además de alteraciones circulatorias, metabólicas y viscerales.

La facilidad para su aprendizaje y la efectividad desmostrada hacen de esta técnica una de las más solicitadas por los fisioterapeutas en los últimos años.

¿POR QUÉ ELEGIR ESTE CURSO?

  • Integra el tratamiento miofascial y la neurodinámica con la técnica de anchos
  • Se imparte en un grupo reducido, permitiendo una mejor calidad en la practica
  • Impartido por profesorado con larga experiencia en la formación de Grado y Postgrado.

OBJETIVOS

  • Profundizar en la anatomía, fisiología y biomecánica del sistema miofascial
  • Entender los efectos producidos con la terapia de ganchos
  • Aprender el gesto técnico propio de la terapia de ganchos
  • Identificar las afectaciones más habituales del sistema miofascial
  • Aplicar las técnicas más indicadas para cada región anatómica y patologías concretas
  • Relacionar las afectaciones más habituales del sistema músculo-esquelético con las disfunciones del sistema metabólico, como el estrés, la inflamación o la alimentación
  • Aprender a tratar afectaciones del sistema nervioso periférico a través del sistema miofascial

* No es objetivo de este curso el aprendizaje ni aplicaciones de tratamiento basado en el método de las cadenas musculares, osteopatía u otros conceptos.

PROGRAMA

Introducción a la técnica
Repaso teórico al sistema miofascial: anatomía, fisiología y biomecánica de la fascia
Técnicas de tratamiento con ganchos: raspado, rascado, técnicas superficiales, técnicas profundas, puntos dolorosos, cicatrices…
Indicaciones / contraindicaciones de la técnica
Efectos secundarios habituales
Consideraciones generales para la planificación del tratamiento con ganchos
Teoría y práctica aplicada:

  1. EXTREMIDAD INFERIOR [Región del muslo / Región de la pierna / Tobillo y pie]
  2. EXTREMIDAD SUPERIOR [Región del brazo / Antebrazo / Carpo y mano]
  3. REGIÓN CRANEAL [ATM / Región craneal / Región suboccipital]
  4. REGIÓN CERVICAL [Zona posterior, lateral y anterior]
  5. REGIÓN TORÁCICA Y CINTURA ESCAPULAR [Diafragma / Complejo escápulo-torácico]
  6. REGIÓN LUMBAR Y PÉLVIS [Región abdominal / Fascia Toraco-Lumbar/ Zona glútea]
  7. TRATAMIENTOS ESPECÍFICOS [Cicatrices / Neurodinámica / Síndrome compartimental / otros]

PRECIO: 220€ + 70€ KIT GANCHOS (Consulta opciones de pago)
INSCRIPCIONES: info@aleusclinic.com